Conecta con nosotros

Tecnología

Criptomonedas, bitcoin y sus diferencias explicadas en 5 puntos claros, sencillos y en español

Adriana Echánove Laborde

Publicado

en

¿Qué características comparten BTC y las demás criptomonedas?

En nuestra serie #CriptoEn5Pasos ya te platicamos más sobre bitcoin y qué son las criptomonedas, pero aquí profundizaremos en las diferencias que hay entre ellas.

Antes que nada, es importante resaltar que surgen como una alternativa a bitcoin [BTC], por ello también se les conoce como “Altcoins”.

alt + coins

alternativas de monedas

Todas, las criptos, incluyendo a BTC, ofrecen algunos beneficios con los que no cuenta el dinero tradicional, por ejemplo:

Globalización: todas las personas con Internet pueden acceder a ellas; por ser dinero virtual, pueden enviarse a cualquiera, en cualquier parte del mundo de manera instantánea y sin censura.

Transparencia: todas las transacciones de criptomonedas se registran en una especie de red con libros compartidos llamada Blockchain (en nuestra serie #CriptoEn5Pasos te hablamos más sobre esta tecnología).

Valuación: las criptomonedas tienen aumentos y caídas en sus precios, por lo que pueden ser interesantes oportunidades de trading.

Sin embargo, por ser una tecnología reciente (apenas tiene 10 años de existencia), hay aspectos que se deben considerar:

Hackeos: son sumamente frecuentes en las diferencias plataformas de trading que existen, al igual que en las carteras digitales. Se ha perdido muchísimo dinero en manos de los hackers y en otro tipo de estafas a lo largo del tiempo.

Cambios regulatorios: los gobiernos aún siguen adaptando sus leyes sobre las criptomonedas, y las entidades bancarias tradicionales suelen presentar problemas de aceptación del ecosistema, por lo que más de una cuenta bancaria relacionada con cripto ha sido cerrada o congelada.

Se ha dicho mucho sobre su uso para actividades ilícitas, sin embargo, según estudios, sólo el 1% mostró tener como objetivo algún fin ilegal.

¿Cómo diferenciar las criptomonedas?

Todas poseen características propias como nombre, origen, funcionamiento y precio que las diferencian significativamente.

Aunque algunas se basan en los protocolos de otras, casi todas tienen una red independiente y sus usuarios varían a partir de sus particularidades:

  • Algunas están enfocadas en la privacidad, como Monero [XMR] y ZCash.
  • Otras tienen transacciones menos costosas y se transfieren con más rapidez, como XRP, por lo que se utilizan para pagos de remesas.
  • Varias se utilizan como recompensa en videojuegos o navegadores, como Tron [TRX], Basic Attention Token [BAT] o Binance Coin [BNB].
  • También algunas están ligadas a contratos inteligentes, como Ethereum [ETH].
  • También existen los token de los Exchange (plataformas de compra/venta/intercambio), como Binance Coin [BNB] o Monarch Token [MTP].
  • Unas más son “bromas”, como Dogecoin [DOGE].

¿Cuáles son las principales criptomonedas hasta hoy?

Bitcoin [BTC]: a través del minado, la red gestiona la emisión de bitcoin en función de la demanda real, aunque no cualquier mortal puede minar BTC, pues se necesitan máquinas especializadas para hacerlo. Hay un número predeterminado de BTC (21 millones), por lo que una vez que dicha cifra sea alcanzada, no podrá extraerse más bitcoin. Esta criptomoneda ha tenido varios Hard Forks, es decir, de ella han salido otras:

  • Bitcoin Cash [BCH]: se creó para “asegurar” la supervivencia de BTC. Al momento de su creación, varios Exchanges (plataformas de compra y venta de criptomonedas) decían que no la incluirían en sus listas, pero muchos de ellos terminaron agregándola. Ha tenido dos Forks: Bitcoin SV [BSV] y Bitcoin ABC [BCHABC]. Su principal proponente es Roger Ver.
  • Bitcoin SV [BSV]: inició como un Hard Fork de Bitcoin Cash, sin embargo, BSV agregó una protección anti-repeticiones en su Blockchain. Uno de sus principales defensores, Craig Wright, es el foco de una fuerte controversia, pues afirma que él es Satoshi Nakamoto (el creador anónimo de BTC). El tamaño de sus bloques es de 128 MB. Recientemente, en abril 2019,  fue excluida de varios Exchanges debido a las afirmaciones y actitudes de Wright.

XRP [XRP]: esta criptomoneda está preminada y ofrece una alternativa a los sistemas de pagos internacionales regulares (bancos y tarjetas de crédito o débito). Está diseñada para que sus operaciones sean mucho más rápidas que las de BTC, pues ofrece cerca de 1,500 transacciones por segundo. Como XRP ya está minada, su red utiliza validadores que comprueben que todo está en orden.

Ethereum [ETH]: esta no es sólo una cripto, sino una plataforma distribuida en la que se pueden crear contratos inteligentes y no tiene un número máximo predeterminado por lo que se puede crear ETH indefinidamente. También utiliza mineros, pero el número necesario para cada bloque en su Blockchain es mucho menor; se espera que en 2019, deje de minar (PoW) para pasar a un sistema de validación (PoS) más escalable. También, ha desarrollado aplicaciones descentralizadas (DApps), rubro en el que compite directamente con EOS y Tron. Te hablamos a detalle sobre estos sistemas en nuestra serie #CriptoEn5Pasos. Su creador es Vitalik Buterin.

EOS [EOS]: es una criptomoneda que surgió para mejorar la escalabilidad de ETH y su número de transacciones por segundo. Su principal objetivo es la creación de DApps. Además, sus costos por transacción son menores que los de BTC y ETH. El máximo número de bloques EOS que se pueden minar es de 1 billón.

Litecoin [LTC]: esta cripto también funciona con mineros, dado que Litecoin es el Hard Fork original de bitcoin, sin embargo, libera cuatro veces más monedas que BTC para evitar que su encarecimiento. Además, su minado es más accesible, dado que no se necesita una máquina complicada y cara para extraerla. Su tope se encuentra en los 84 millones de Litecoin y su creador es Charlie Lee.

Tether [USDT]: es una de las llamadas stablecoins porque hasta hace poco, tenía una relación de 1 a 1 con el dólar, es decir, se supone que su precio sólo cambia si el del dólar estadounidense lo hace. Está creada sobre el código núcleo de Bitcoin [BTC] lo que la hace bastante segura. USDT está respaldada por las reservas fiducidarias de la empresa Tether Limited, con sede en Hong Kong. Cabe mencionar que está criptomoneda está ligada al Exchange Bitfinex, y aunque es una de las stablecoins más populares, ha causado muchas controversias, pues nadie parece saber a ciencia cierta de dónde provienen sus fondos.

Tron [TRX]: se creó para utilizarse dentro de la plataforma de Tron, que ofrece contenidos de entretenimiento. Busca que los usuarios creen sitios web y aplicaciones, sin que tengan que ceder el control de los mismos. Es decir, los usuarios pagan con TRX a los desarrolladores de contenido, sin que la empresa obtenga dinero por ello. La plataforma detrás de esta moneda tiene una alta escalabilidad, así que su ecosistema permite muchas operaciones por segundo y, desde hace un tiempo, ha salido ganadora en la cantidad de usuarios activos registrados en sus DApps de forma semanal.

¿Dónde se usan las diferentes criptomonedas?

Actualmente se pueden utilizar en algunos sitios de ventas por Internet, pero también hay muchos negocios que han comenzado a aceptarlas, desde cafeterías y bares hasta centros comerciales enteros. Incluso, algunas agencias de bienes raíces ya aceptan pagos con las criptos más populares.

Con el tiempo, se han ido instalando muchos cajeros en distintos países latinoamericanos, como Colombia, México Panamá, República Dominicana, Perú, Brasil y Chile.

¿Por qué existen tantas criptomonedas?

Como mencionamos al inicio de la nota, las criptomonedas surgen como una alternativa de BTC y, con el tiempo, se han ido enfocando en distintos propósitos como pudiste observar en las monedas que listamos en este artículo.

Sin embargo, todas buscan ampliar los casos de uso y la adopción masiva de las criptos y Blockchain.

Suscríbete al boletín de AMBCrypto